Política Digital       Regresar    Imprimir
Política Digital



01/12/2009
La innovación municipal se abre paso

El gobierno municipal mexicano tiene un diseño organizacional obsoleto. En principio, el periodo de gobierno de sólo tres años es un lapso muy corto, agudizado por la imposibilidad de reelección inmediata tanto del presidente municipal como de los regidores y los síndicos. Cada tres años se constituye un “nuevo ayuntamiento” con una curva de aprendizaje que puede extenderse a todo el primer año.

 

En esta misma lógica, el tercer año de gobierno suele ser poco productivo, ya que la mayor parte de las autoridades locales, electas o no, están preocupadas por buscar un nuevo empleo. Aunado a esto, el cabildo se elige por planilla, por lo que el voto ciudadano no va dirigido al personaje en particular sino al partido que lo propuso. Lo anterior crea un fuerte nexo entre el regidor o síndico y su partido mientras que debilita su compromiso con los electores que le llevaron al cargo.

 

Para cerrar el cuadro, los recursos financieros de nuestros gobiernos locales son bastante limitados, no llegan ni al 7% del total del gasto público anual. Esto se debe a que dependen enormemente de las participaciones y aportaciones federales, recursos que, a pesar de aumentar las responsabilidades locales, no han tenido el incremento correspondiente.

 

Por otro lado, el nivel de recaudación de los gobiernos municipales es muy bajo. Si bien para algunos municipios ésta es su principal fuente de financiamiento, son realmente muy contadas las excepciones. Baste decir que la recaudación en los gobiernos municipales, por concepto de impuesto predial, es del orden del 0.27% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en países en donde también instancias locales administran este impuesto como Chile o los Estados Unidos, se alcanza el 3% y el 7% del PIB, respectivamente. Bajo estas circunstancias, las acciones del gobierno local se ven condicionadas a dar resultados de corto plazo. Deben ser muy “visibles” para que generen capital político y puedan realizarse con poco presupuesto.

 

 

¿Hay innovación en los gobiernos locales?

 

A pesar de ello, la experiencia del Premio Gobierno y Gestión Local, coordinada por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) a lo largo de nueve años, ha podido detectar prácticas de innovación local muy interesantes. Esto se explica por diversos factores:

 

En primer lugar, debemos considerar el perfil del presidente municipal, pues tiende a ser más innovador cuando es joven o se encuentra rodeado por un equipo joven. De igual forma, influye su nivel máximo de estudios o el de sus principales asesores. Las condiciones de la elección que lo llevó al cargo, particularmente cuando se trató de un proceso muy competido, también lo motivan a tomar medidas fuera de lo tradicional para consolidar la legitimidad.

 

Otro factor importante es la menor regulación que existe en los municipios. Muchos procesos no tienen una forma específica ni tradicional para realizarse, lo que permite modificarlos sin encontrar grandes resistencias. El problema que provoca es que, así como la innovación se puede dar con facilidad, igual puede desaparecer al no darse las condiciones para su institucionalización. Un último factor es precisamente la falta de recursos que, obviamente, incentiva a usar el ingenio y la creatividad.

 

Es importante resaltar que el mayor número de innovaciones no se ha dado en los sectores que se esperaría. En el modelo actual, los municipios tienen principalmente el encargo de prestar servicios. Sin embargo, la mayoría de estas innovaciones las encontramos en temas como la modernización administrativa, la política social y el desarrollo económico.

 

 

Algunos casos notables

 

El Premio Gobierno y Gestión Local ha logrado consolidar una base de datos de casi tres mil 600 experiencias de alguna forma innovadoras o exitosas. Todas ellas están disponibles en la dirección www.premiomunicipal.org.mx. Por razones de espacio, sólo comentaremos tres experiencias destacadas:

 

En Naolinco, Veracruz (19 mil habitantes), el gobierno local instrumentó un sistema de innovación tecnológica que es capaz de administrar el modelo de gestión municipal, administrar los trámites municipales en forma electrónica y medir el nivel de desempeño de los funcionarios municipales.

 

El sistema integrador de estos procesos busca brindar certidumbre a los funcionarios municipales y a la ciudadanía para que cada petición se transforme en un servicio y se respalde con la información registrada que quedará disponible para quienes la requieran.

 

Por su parte, San Pedro Garza García, Nuevo León (122 mil habitantes), cuenta con un portal de transparencia en línea que supera con mucho a los de otros niveles de gobierno. El portal presenta información estipulada por ley, información adicional e información en línea. Esta última consiste en la transmisión en vivo de las sesiones del cabildo y de algunos comités. A través del portal se accede al sistema e-Subast@s, el cual genera certidumbre entre los proveedores ya que permite observar y vigilar el proceso. Una comisión de transparencia municipal ciudadana regula su funcionamiento.

 

El Gobierno Municipal de Mérida, Yucatán (780 mil habitantes), realizó una reingeniería de procesos para lograr ahorros en tiempo y recursos. Para ello se automatizó la adquisición de bienes de adjudicación directa, lo que incrementó la confiabilidad y transparencia en todo el proceso de compra. También se incrementó el padrón de proveedores para recibir más ofertas con mejor precio y calidad.

 

En este municipio, los procesos de licitación pública y de concurso por invitación se transmiten en vivo, vía Internet. En todos los casos se publica en línea el desarrollo del proceso de adquisición de bienes, resultados y programación de pagos. Cabe destacar que todos los procesos de adquisiciones se certifican con la norma ISO 9001-2000. De esta forma, los ahorros financieros permitieron dotar a la ciudadanía de un centro comunitario, cuatro centros de salud, dos unidades médicas móviles y una farmacia móvil. También se renovó el instrumental y equipo médico de los 38 módulos de atención a la salud, se adquirieron más camiones recolectores de basura, maquinaria para obras de pavimentación y servicios de drenaje.

Pablo Rojo es Profesor Investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y Coordinador Ejecutivo del Premio Gobierno y Gestión Local, pablo.rojo@cide.edu



Pablo Rojo

5

5

Política Digital 2008     www.politicadigital.com.mx