Política Digital       Regresar    Imprimir
Política Digital



01/10/2008
El DF, por una economía basada en conocimiento

El fideicomiso público/privado Innova Distrito Federal pondrá a prueba un modelo de negocio para innovar productos en cuatro regiones de la ciudad de México.

 

 

El Distrito Federal es la entidad del país con el mayor número de investigadores en activo: más 20 mil, según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). Tal característica “es un recurso que puede y debe aprovecharse para convertir a esta ciudad en la Capital del Conocimiento”.

 

Así lo expuso Fernando Brambila Paz, Director del Fideicomiso Innova Distrito Federal, un organismo público/privado creado este año por iniciativa del Gobierno del DF para cumplir ese objetivo: promover una economía basada en la industria del conocimiento que ayude a fortalecer e impulsar áreas rentables, y generar nuevos y mejores empleos. Para ello, el fideicomiso público/privado se propone vincular el talento humano que hay en las universidades con la demanda y los recursos económicos que aportan las empresas.

 

Las acciones se encaminarán hacia un modelo de negocio en el cual se seleccionarán cuatro regiones en el Distrito Federal que reúnan centros de investigación tanto públicos como privados con corredores industriales. Uno de ellos se localizará en Santa Fe (en la zona poniente) donde se encuentran instituciones como el Tec de Monterrey, la Universidad Iberoamericana y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), entre otras, que colindan con empresas del sector financiero e industrial asentadas en la misma zona. “La idea es que estas empresas no tengan que ir al extranjero a comprar tecnología o conocimiento, sino que ahí mismo lo soliciten y se genere, tal como sucede en los clusters”.

 

Brambila aclaró que no se trata de importar modelos como el de la ciudad de Bangalore, en India, –importante centro para las tecnologías de la información donde se han instalado numerosas multinacionales– sino de concebir un modelo con características propias. También se buscarán las cuatro áreas del conocimiento más rentables a futuro. Una de ellas podría ser la investigación de imágenes médicas, la computación en paralelo para finanzas, o la robótica aplicada, donde los jóvenes mexicanos han recibido premios en el extranjero.

 

 

Innovación de producto

 

“En el Distrito Federal hemos dejado atrás la economía de la manufactura basada en fábricas y pasamos a la actual economía basada en servicios”, dijo el entrevistado. Agregó que para alcanzar el siguiente estrato, que es una economía basada en conocimiento, se necesita fomentar y arraigar el capital humano. “Requerimos muchos científicos e investigadores, así como recursos económicos, para que sus investigaciones al mercado. Eso es lo que definimos como ‘Innovación de producto’”.

 

De acuerdo con el INEGI, en la ciudad de México hay más de 20 mil habitantes con estudios a nivel de doctorado. Todos ellos, de alguna forma, han hecho aportaciones al conocimiento humano, y la mayoría se dedica a la investigación básica en universidades o institutos. Sin embargo, “carecemos de un engrane empresarial para llevar tales aportaciones al mercado. Por tal motivo, el fideicomiso plantea unir esfuerzos con instituciones académicas y de investigación, compañías y particulares para sacar adelante estas importantes y determinantes iniciativas”, aseveró.

 

Una de las actividades recientes de este organismo fue la realización de “La Semana de la Ciencia e Innovación” a finales de septiembre, que contó con la participación de la Academia de Ciencias de Nueva York (NYAS). Esta institución aportó su experiencia para potenciar oportunidades de crecimiento de los gobiernos estatales. La NYAS – fundada hace 191 años– es una de las instituciones asesoras en la materia más importantes del mundo.

 

“Nuestra propuesta es que la iniciativa privada pueda apoyar este fideicomiso y a cambio reciba los beneficios de la competitividad. Las compañías mexicanas corren el riesgo de dejar de ser competitivas en el mercado mundial y nacional si no integran la innovación en sus procesos”, aseveró Brambila Paz.





Política Digital 2008     www.politicadigital.com.mx