Política Digital       Regresar    Imprimir
Política Digital



01/04/2007
Municipios confiables, de México para el mundo

Un gobierno local puede ser “confiable” si cumple al menos con estos 39 indicadores de la norma de calidad IWA 4, creada en México con la aprobación de la ISO. ¿En qué consiste tal herramienta?

 

 

“¿Por qué una norma de calidad para gobiernos locales? ¿Por qué la ISO debe regular a los gobiernos en su gestión?”, exclamó Alan Bryden, secretario general de la ISO, en la solemne sala de juntas de las oficinas centrales en Ginebra cuando México se presentó, en julio del 2005, en el corazón de la red más importante del mundo en materia de normalización.

 

“Por una sencilla razón, Mr. Bryden —contestamos—. No hay prácticamente actividad humana que no tenga que ver de alguna forma con algún gobierno local. Esto hace que los gobiernos locales se conviertan en los proveedores más básicos de cualquier acción productiva, económica o social. Incluso más que los gobiernos nacionales y regionales. En cierto modo, todos dependemos de que los gobiernos locales sean confiables. Pues si falla el gobierno local en su proveeduría de servicios, ésta dejará de ser confiable, no importa cuántas certificaciones ISO 9001:2000 tenga una empresa cualquiera.

 

“Considere usted lo que le puede suceder a una familia o a una empresa si durante días no se recoge la basura, o no se surte agua, o peor aún, si no funciona el sistema de drenaje. Los gobiernos locales tienen que ver con la accesibilidad de la energía eléctrica, de petróleo y de gas, así como con la transmisión de voz y datos: las conexiones telefónicas y de cable. Son responsables de las vías de comunicación, de la organización del transporte público y del tráfico vehicular. Sus funciones abarcan la seguridad, así como los elementos que proporcionan calidad de vida: avenidas y calles, señalización, parques, jardines, medio ambiente, escuelas, oficinas de servicios, recreación, cultura y ocio. De ellos depende que los datos que ponemos en nuestras tarjetas de presentación sean confiables. Ahí están –gestionados por los gobiernos locales–, los registros de población, los tribunales, los catastros, los mercados, los panteones, los teatros, los auditorios, los espacios deportivos. Más aún: la ordenación territorial urbana que permite el acceso a multitud de asuntos públicos y privados. En pocas palabras: tienen que ver con todas aquellas cosas que permiten el bienestar, la productividad y la cultura. De ellos depende, de alguna u otra forma, la vida económica y social de la población”.

 

El Sr. Bryden nos dio la razón. Después afirmaría en la Revista oficial ISO Management Systems (septiembre–octubre, 2005) que se distribuye en 157 países: “La actuación de las autoridades locales puede tener un tremendo impacto en los ciudadanos y en los actores económicos de manera muy amplia, por lo que el IWA 4 contribuirá a mejorar la calidad donde ésta realmente cuenta: en la vida diaria de la población y las organizaciones.”

 

 

¿Qué es la ISO?

 

A través de sus procesos de normalización y certificación, la International Organization for Standardization (ISO) simboliza en todo el mundo algo de extremo valor: confiabilidad. El término ISO proviene del griego y significa igual. Esta organización fue creada en 1947 como un instrumento de apoyo a la comunicación entre los pueblos. Ha publicado más de 16 mil normas. Cuenta con más de 230 comités que, con base en acuerdos voluntarios entre países y sectores involucrados, concilian estándares para un vasto número de bienes y actividades en prácticamente todas las esferas de la acción humana. Bajo estrictos procedimientos de consenso y respeto, quienes suscriben los acuerdos se obligan a acatarlos.

 

Sin embargo, gracias a una propuesta mexicana, la ISO incursiona, por primera vez en su historia, en la gestión de gobierno de manera directa. Se trata de una propuesta madura y cuidadosa, que se ha venido gestando bajo diversas experiencias, alcances y aprendizajes desde hace más de 20 años.

 

 

¿Qué es la IWA?

 

El Technical Management Board (TMB), organismo técnico de la ISO, autorizó a México a convocar un Taller Internacional de Acuerdo, que en inglés es un International Workshop Agreement, de allí las siglas IWA. Esta reunión se hizo en mayo del 2005 en la ciudad de Veracruz y participaron 82 personas de 18 países. Allí se aprobó por unanimidad el documento IWA para gobiernos locales al que la ISO asignó el número 4 por su orden de publicación. El IWA 4 ya es norma oficial mexicana (NMX0025) y norma oficial española (UNE). Las directrices en inglés se pueden obtener en la página de la ISO: www.iso.org

 

La innovación del IWA 4 consiste en:


  1. La gestión integral de todos los procesos necesarios para que un gobierno local pueda ser considerado mínimamente confiable para sus ciudadanos

  2. El compromiso por parte de la más alta dirección de un municipio (el ayuntamiento reunido en cabildo con todos los directores principales y el presidente municipal) con el proceso de gestión de la calidad en su gestión pública.

  3. Medir 39 indicadores de gestión estandarizadas que en principio todo gobierno local por sentido común y experiencia no puede dejar de tener.

 

 

El documento contiene dos anexos, uno de los cuales es un sistema de diagnóstico que permite a los gobiernos locales autodiagnosticarse. Esta es la herramienta más relevante del documento. Está inspirada en la Agenda Local 21 de las Naciones Unidas y basada en la Agenda Desde lo Local, desarrollada por el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal y otros muchos actores. En México se ha aplicado en más de 300 municipios y ha permitido identificar en base a un diagrama integral de semáforos (ver gráfico) los 39 indicadores fundamentales que un gobierno local debe tener, como mínimo, para que pueda ser considerado confiable.

 

Esta herramienta permite identificar en una matriz los niveles de rojo, amarillo y verde para cada indicador. Así por ejemplo, en materia de basura, el rojo corresponderá a tiraderos dispersos a cielo abierto; el amarillo a un solo tiradero, cercado, vigilado y con un sistema mínimo de recolección; y el verde implica un relleno sanitario en forma, cercado, vigilado, con un sistema suficiente de recolección y con protección al suelo y a la atmósfera. Esto es lo mínimo con que debería contar un municipio. Separar desechos rebasa el mínimo, pero si el municipio no tiene resuelto el tema de su basura en verde, su programa de separación de desechos fracasará irremisiblemente.

 

Se trata, pues, de una herramienta política para hacer políticas públicas locales, ya que ofrece la oportunidad para que un ayuntamiento en pleno pueda discutir su diagnóstico basado en datos evidentes y, por tanto, proceder a desarrollar un plan de calidad gubernamental que lo conduzca hacia la confiabilidad y la eficacia.

 

El IWA 4 se está aplicando en varios países, entre ellos destaca España, que ha publicado su propia norma UNE –equivalente a la NMX mexicana– y al IWA 4 de la ISO. México tiene el encargo de recoger las experiencias internacionales que se están aplicando en 157 países con el objeto de depurar el documento original presentado en Veracruz. Esto le permitirá al IWA 4 convertirse en una norma voluntariamente obligatoria para todos los gobiernos locales que quieran ser confiables.

 

Existe ya un reconocimiento internacional de Confiabilidad en materia de gobiernos locales que está siendo probado en México y que es respaldado por el Consejo Mundial de la Calidad, (www.inlac.org). Por otra parte, Microsoft ha desarrollado un software de uso gratuito, que se está probando en municipios mexicanos, y que sirve para que cualquier gobierno local de cualquier país pueda auto diagnosticarse, verificar su diagnóstico en términos duros y desarrollar un plan de calidad.

 

 

Sistema de diagnóstico para gobiernos locales confiables

 

1. Desarrollo institucional para un buen gobierno

 

1. Responsable y con una buena gestión de calidad

2. Asociado y vinculado

3. Competencia y continuidad de los servidores públicos

4. Participación de la comunidad en políticas y programas

5. Fiscalmente responsable

6. Promotor de la protección civil y de los servicios de emergencia

7. Usos sistemático de tecnología e Internet

8. Marco legal establecido e implementado

9. El estado de derecho prevalece en el territorio del gobierno local

10. Transparente y socialmente responsable

11. Sana administración financiera

12. Seguro y consciente de la seguridad

 

2. Desarrollo económico sostenible

 

1. Innovador de alternativas tecnológicas

2. Promotor del empleo y del potencial productivo

3. Responsable del abastecimiento de artículos básicos

4. Promotor de la formación para el empleo local

5. Promotor del turismo

6. Sistemas e infraestructuras para las comunicaciones

7. Promotor del sector agropecuario

8. Promotor de industria, comercio y servicios

 

3. Desarrollo social incluyente

 

1. Prestador de servicios públicos

2. Promotor del deporte y el ocio

3. Promotor de la integración étnica

4. Promotor de la igualdad de género

5. Responsable de los sectores de la población vulnerable y en riesgo

6. Promotor de la salud pública

7. Garante de la calidad en la educación básica

8. Promotor de un nivel aceptable de vivienda

9. Promotor de la responsabilidad cívica

10. Promotor de la cultura y el patrimonio histórico

11. Responsable de la lucha contra la pobreza

 

4. Desarrollo ambiental sostenible

 

1. Cuidadoso de la calidad del aire

2. Responsable de la recolección de basura y su disposición

3. Cuidadoso de la imagen del entorno

4. Protector de los recursos naturales

5. Sistema de ordenamiento territorial eficaz

6. Responsable del agua

7. Cuidadoso y responsable del suelo

8. Promotor de la educación ambiental

 

 

Carlos Gadsden es Secretario Internacional del ISO / IWA 4.

www.osimx.com





Política Digital 2008     www.politicadigital.com.mx