Octubre - Noviembre 2012
Inicio
¿Quiénes somos?
Especiales
Eventos
Números anteriores
Escríbenos
Suscríbete
 
 
   
 
No. de Comentarios Comenta esta nota 
0 Comentarios
 
31/05/2012
Computación ubicua, más y más cercana
La tecnología será cada vez más personal


En los últimos meses, Genevieve Bell ha viajado a diferentes países hurgando en los automóviles de las personas para fotografiar y registrar lo que encuentra en ellos. Aunque así lo parezca, Bell no es una investigadora privada, ni una espía. En realidad trabaja en Intel, el mayor fabricante mundial de semiconductores, donde dirige un equipo que analiza la interacción de las personas con la tecnología.

Como antropóloga, Bell considera que los autos se han convertido en lugares donde la gente utiliza gran cantidad de aparatos personales. Sus fotografías revelan "una tierra de detritus electrónico", donde es posible encontrar múltiples cargadores para diferentes dispositivos y artefactos de la vida digital. "Los autos son un sustituto perfecto para los teléfonos móviles, porque la gente carga en ellos un montón de cosas para estar preparada ante cualquier eventualidad", señala.

Pero esta "curiosidad" tiene una razón de ser: los fabricantes de automóviles están dispuestos a instalar más potencia de cómputo en sus vehículos para impresionar a los clientes que gustan de la tecnología, e Intel espera que esto se traduzca en un nuevo mercado para sus chips.

Ford, por ejemplo, desarrolló un servicio llamado SYNC, basado en un sistema operativo de Microsoft, que permite a los conductores hacer llamadas, reproducir música y otras acciones mediante comandos de voz. Esta empresa automovilística también ha creado AppLink, una aplicación que permite conectar teléfonos inteligentes o smartphones al sistema controlado por voz que tiene el vehículo y operar aplicaciones con él.

Por ahora, el sistema funciona con un puñado de aplicaciones como Pandora, un servicio de radio por internet, aunque Ford espera aumentar ese número rápidamente.

En Japón, Toyota ha estado trabajando en un sistema llamado Entune, mediante el cual los conductores de autos podrán conectar sus teléfonos a través de conexiones inalámbricas Bluetooth y de otros medios.

La firma también ha anunciado el desarrollo de una red social privada tipo Twitter denominada "Toyota Amigo", que se integrará en algunos vehículos eléctricos e híbridos en Japón a partir de 2012. La red social está basada en software de Microsoft y Salesforce.com, y permitirá que el vehículo "envíe" un mensaje de Twitter a su dueño para indicarle que la batería está baja o que debe realizar mantenimiento de frenos cuanto antes.

Gráfica 1 Marc Benioff, director de Salesforce.com, predice que este nuevo tipo de "redes sociales" crearán relaciones más íntimas entre las personas y los dispositivos.

Pero no sólo los automóviles estarán más conectados. La tendencia incluye también a los hogares y a lugares públicos como estadios deportivos e, incluso, aviones comerciales, donde los pasajeros pueden tener servicios Wi-Fi a bordo  por un cargo extra.

La empresa Cisco considera que podría haber cerca de 15 mil millones de dispositivos conectados a internet en 2015, lo que duplicaría la cifra de 7.5 millones que había en 2010. Los dispositivos incluyen desde televisores y consolas de videojuegos (ver gráfica 1) hasta máquinas expendedoras de café. Esto ha motivado que investigadores como Genevieve Bell concluyan que la "computación ubicua" ya no es ciencia ficción.

En los noventas, Weiser Marcos, Jefe de Tecnología de Xerox en Palo Alto Research Centre (PARC), expuso la visión de un mundo en el que las computadoras estarían en todos lados y serían casi invisibles. En lugar del escritorio o portátil convencional, Weiser (quien murió en 1999) y uno de sus colegas, John Seely Brown, predijeron el arribo de una nueva era de "calma tecnológica" en la cual los gadgets se adaptarían a las personas y no al revés.


Sigue siendo un mundo conectado

"Calma" no es una palabra que se pueda asociar a la tecnología actual. Quienes trabajan con diferentes gadgets al mismo tiempo tienen razones suficientes para tener presión arterial elevada. Por si fuera poco, el espagueti de cables, los cargadores de batería y la parafernalia de la vida digital no son tan "discretos" como predijo Weiser. Y aunque la conectividad de banda ancha inalámbrica está muy extendida, a menudo es irregular y poco confiable. Todavía estamos muy lejos de la interacción continua entre los seres humanos y los dispositivos conectados que se muestra en las películas futuristas como "Minorty Report", de Steven Spielberg, que adoran los entusiastas de la computación ubicua.Y aunque Bell reconoce que la infraestructura informática sigue siendo complicada, "no debemos olvidar que se ha hecho más accesible", dice. Bo Begole, experto en computación ubicua en el Xerox PARC, está de acuerdo con esa opinión: "Hoy tenemos una masa crítica de dispositivos y redes inalámbricas. El siguiente paso consiste en hacer que los dispositivos se adapten a los hábitos de trabajo de los seres humanos".

Si hay una parte del mundo donde la tecnología personal está en camino a convertirse en omnipresente, ese lugar es Asia. Los países más ricos de este continente han creado infraestructuras impresionantes donde pueden coexistir todo tipo de "tecnologías personales".

Corea del Sur, por ejemplo, se ha propuesto que todos los hogares del país deben tener una conexión a internet de hasta un gigabit por segundo (lo suficientemente rápida como para descargar una película de largometraje en cuestión de segundos). Las autoridades también se han planteado aumentar de manera considerable la capacidad de las redes de banda ancha en el país.

Por su parte, Singapur se ha fijado como objetivo crear una infraestructura de banda ancha ultra rápida, que será la base de los múltiples servicios digitales que entregará a sus ciudadanos. Estos servicios incluyen la telemedicina, que permitirá a los médicos atender en forma remota mediante el uso de dispositivos en los hogares de los pacientes, así como servicios de videoconferencia en alta definición para que los singapurenses puedan contactar a familiares, amigos y colegas. Canalys, una firma de investigación de mercado TIC, estima que casi dos terceras partes de los teléfonos que se vendieron en Singapur en 2010 fueron smartphones.

En Japón también abundan los gadgets, muchos de los cuales contienen sistemas de validación de radiofrecuencia con tecnología Near-Field Communication (NFC), que los convierten en monederos móviles que pueden utilizarse para hacer compras, pagar pasajes en el transporte público y mucho más.

Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países también experimentan con tecnologías de pago móvil, que incluyen teléfonos con NFC. Los más entusiastas imaginan un futuro en el cual la gente utilice teléfonos inteligentes en vez de billeteras. Google ya ha hecho suya la tecnología NFC, y es probable que Apple incluya alguna forma de pago móvil en futuras versiones de su iPhone.


Un nuevo reality show

En los círculos tecnológicos hay mucho entusiasmo por las aplicaciones de realidad aumentada (augmented-reality). Por ejemplo, el telémetro Golfscape GPS permite a los golfistas ver una imagen del curso que seguirá la pelota antes de golpearla con uno de los palos. La aplicación también provee una serie de datos georreferenciados del campo de juego.

Layar y Google Goggles son dos aplicaciones que combinan imágenes con datos obtenidos de los navegadores web. De esta manera, un usuario con Layar puede apuntar la cámara de su teléfono en una calle de París y ver información relativa a restaurantes o ver fotografías de cómo eran en el pasado.

La posibilidad de grabar audio y video en los teléfonos inteligentes ha impulsado el lifelogging -la grabación de pasajes de vida por medios electrónicos-, que fue popularizado por Gordon Bell y Jim Gemmell, dos ejecutivos de Microsoft, en su libro Your Life, Uploaded.

Desde hace tiempo, la gente ha querido inmortalizar sus pensamientos y acciones en Facebook y otras redes sociales desde una PC. Más y más a menudo lo hacen sobre la marcha desde teléfonos inteligentes con aplicaciones como Instagram, con la cual se puede tomar una fotografía -donde aparece la hora y el lugar de forma automática- y con unos cuantos toques a la imagen, se puede difundir en las redes sociales. "En el futuro será posible ver más pasajes de la vida de la gente, pues cada día fluyen más bits y bytes en estos dispositivos", afirma Gordon Bell.

En su libro, Bell y Gemmell predicen que a las personas con enfermedades crónicas se les podrán insertar sensores en el cuerpo para transmitir información sobre signos vitales a dispositivos como teléfonos celulares. Esta previsión, que daría un nuevo giro a la consigna de "Intel Inside", podría parecer exagerada. Sin embargo, algunos dispositivos cardiacos ya están equipados con conectividad inalámbrica que les permite enviar datos a los médicos de manera remota. También existen gadgets -como una báscula de baño fabricada por la compañía francesa Withings- que pueden transmitir información sobre el peso de una persona a un dispositivo digital o a un teléfono inteligente.

En lugar de tener sensores dentro de sus cuerpos, muchas personas los prefieren tejidos a su ropa, o los colocan encima y no debajo de la piel. Algunos inversionistas de riego como Mark Andreessen, de la firma Andreessen Horowitz, creen que "la informática portátil" será el próximo gran paso de la tecnología personal. Sin embargo, las empresas que han puesto sus ojos en esta área se enfrentan a una tarea difícil. La historia está llena de ejemplos; uno de ellos fue Seiko Roputer, la computadora prototipo que sonaba bien en teoría, pero resultó ser un fracaso en la práctica.

Este escenario no ha disuadido a Nike, que ya produjo una amplia gama de dispositivos portátiles para que las personas puedan monitorear su estado físico cuando hacen ejercicio. Tampoco ha amedrentado a otras empresas como Jawbone, que ha equipado sus dispositivos "manos libres" portátiles con cobertura de conexión inalámbrica Bluetooth. Esta compañía desarrolló una pulsera delgada, la banda UP, que contiene una gran cantidad de sensores y una batería recargable sujeta a un bastidor de acero flexible. Entre otras características, la pulsera notifica la distancia que recorre el usuario en un día, calcula las calorías que ha quemado con el ejercicio e, incluso, controla sus patrones de sueño. La información del dispositivo se puede cargar en una aplicación de teléfono inteligente para compartirla con los amigos del usuario en diversas redes sociales.


Vestido con dispositivos

Hosain Rahman, director de Jawbone, prevé la aparición de muchos dispositivos similares a la banda UP que crearán lo que él llama "computación omnipresente", con microprocesadores y sensores integrados en todo tipo de cosas, desde camisetas hasta artículos de joyería. Otras empresas como Looxcie, fabricante de videocámaras portátiles muy económicas, también esperan beneficiarse de un "mundo más transparente".

Hasta ahora, todo indica que los smartphones, tablets y otros dispositivos digitales móviles mantendrán ocupada a la industria electrónica de consumo durante algún tiempo. En efecto, la capacidad de estos dispositivos para ofrecer Internet móvil a millones de personas -o a miles de millones de personas- ocasionará un profundo impacto en todo el mundo. "Estamos en una fase muy incipiente de esta revolución", señala Vijay Gurbaxani, profesor de Sistemas de Información de la Universidad de California en Irvine. La apreciación de Gurbaxani parece ser correcta, ya que algunas implicaciones de esta nueva revolución son cada vez más claras.
 
 
 
 
Comparte | Más
Valoración :
Tu voto: (ninguno), Promedio total: 0 (0 votos)
 
 
 
Comenta este artículo:
*Campos obligatorios

Tu nombre*:
Tu correo electrónico*:
Tu correo electrónico no será mostrado públicamente
Título de tu comentario:
Tu comentario*:
*Se reserva el derecho de remover o restringir la publicación de comentarios injuriosos.
 
Comentarios sobre este artículo
 
0 comentario(s)
 
    Nexos
Ediciones Cal y Arena Nexos
 
 
 
Kit de Ventas PD            |            Normas de privacidad            |            Mapa del sitio
Todos los derechos reservados ©2009 Política Digital
Socio AMIPCI