Octubre - Noviembre 2012
Inicio
¿Quiénes somos?
Especiales
Eventos
Números anteriores
Escríbenos
Suscríbete
 
 
   
 
No. de Comentarios Comenta esta nota 
1 Comentarios
 
01/02/2003
Ley Federal de Protección de Datos Personales
El senador Antonio García Torres presentó, el 14 de febrero de 2001, la iniciativa de Ley Federal de Protección de Datos Persona les, misma que fue aprobada, por unanimidad, por la Cámara de Senadores en la sesión celebrada el 30 de abril de 2002. Está pendiente su análisis y votación por la Cámara de Diputados.


Las razones que impulsaron la presentación de esta iniciativa fueron: los derechos y las garantías actualmente se han visto superados por el adelanto de las nuevas tecnologías y, más específicamente, por las tecnologías de la información, pues éstas permiten que la información atinente a las personas se colecte y trate de manera rápida, automática, incrementando el potencial de riesgo dañino, sobre todo si se considera que la Constitución no garantiza un remedio preventivo o correctivo para una recolección o tratamiento de la información ilícita o inmoral.

Estas circunstancias llevan a pensar en que se reconozca, de manera expresa, el derecho a la intimidad y al honor, que puede ser definido como un derecho a la dignidad, a la conservación de la integridad (moral) personal y a que los datos de una persona que obren en registros o bases de datos sean congruentes con la realidad.

La Ley Federal de Protección de Datos Personales regula, en extenso, la forma y términos en cómo han de protegerse los derechos a la intimidad y el honor, así como la forma y términos en que se ejercitará la acción protectora de datos personales.


Contenido de la Ley Federal de Protección de Datos Personales

Esta ley se constituye por cinco capítulos.

El capítulo primero: Se refiere a las disposiciones generales: objeto de la ley, ámbito de validez, equivalencias de términos y principios que la rigen.

Cabe destacar que en el primer capítulo se determina, como objeto general de la ley, la salvaguarda de los derechos a la intimidad, el honor, y la congruencia de datos personales con los correspondientes a la persona; se concibe a la ley como un instrumento inserto en el sistema jurídico mexicano de corte federal, se precisan términos como datos, tratamiento de datos, y otros, para la mayor facilidad del sujeto de la ley y se exentan de la regulación especial de la ley a ciertos datos, como los electorales, los relativos a los cuerpos de seguridad, y se salvaguardan las fuentes periodísticas.

El capítulo segundo: Se regulan los derechos de los interesados, esto es, de aquellos a quienes pertenecen los datos y los deberes de los responsables de los registros, bases o bancos de datos, incluyéndose algunos principios de regulación genéricos para algunos datos como los relativos a las instituciones que otorgan informes de crédito, los que administran las entidades públicas, entre otros.

En este segundo capítulo se destaca que las personas tienen derecho a conocer quién, para qué y cuáles son sus medios de defensa frente a las anomalías en la colecta y tratamiento de datos.

El capítulo tercero: Se refiere al instituto encargado de controlar, organizar, estructurar, evaluar, vigilar, la protección de los datos personales que se encuentran en los bancos de datos, archivos o registros; así como los responsables de los mismos, regulados por esta ley, será el que disponga la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Se destaca que el Instituto Federal de Protección de Datos se concibe como una instancia reguladora, que deberá ser finalmente instalada y regulada por el ejecutivo federal en un plazo prudente aproximado de seis meses, conforme los propios artículos transitorios.

El Dictamen de Aprobación de la ley, con fecha 30 de abril de 2002, modificó este capítulo, pues remite la vigilancia y control de esta ley al Instituto Federal de Acceso a la Información Pública para evitar duplicidad de funciones y criterios.

El capítulo cuarto: Precisa cuáles son las infracciones graves y cuáles son las leves en que pueden incurrir los responsables de los registros, bases o bancos de datos, destacando las sanciones que pueden ir desde un simple apercibimiento hasta la cancelación de los registros, bases o bancos de datos, según corresponda y determine el propio instituto.

El capítulo quinto: Establece el procedimiento de la acción protectora de datos personales o habeas data, que pueden ejercitar los interesados, con relación a la cual se debe decir que tiene una tramitación sencilla y rápida, congruente con su objeto: la protección eficiente y eficaz de los derechos de los interesados, cuando los datos se incluyen en un registro o base de datos. El procedimiento tiene como ordenamiento supletorio al Código Federal de Procedimientos Civiles.

Esta iniciativa fue objeto de análisis en diversos foros celebrados para tal fin, en los que se escucharon a especialistas en la materia y cuyas opiniones enriquecieron el dictamen. Se espera que en el próximo periodo del Congreso se convierta en una ley de gran utilidad para todos los mexicanos.



Antonio García Torres es senador de la República.
 
 
 
 
Comparte | Más
Valoración :
Tu voto: (ninguno), Promedio total: 0 (0 votos)
 
 
 
Comenta este artículo:
*Campos obligatorios

Tu nombre*:
Tu correo electrónico*:
Tu correo electrónico no será mostrado públicamente
Título de tu comentario:
Tu comentario*:
*Se reserva el derecho de remover o restringir la publicación de comentarios injuriosos.
 
Comentarios sobre este artículo
 
1 comentario(s) 
 
MARIANA SUAREZ | 24/12/2013 10:19:47
MARIANA SUAREZ
Encontré un sitio que te ayuda a generar tu aviso de privacidad, un documento muy importante, de una manera muy fácil y sencilla y con muy buena atención.
Se los recomiendo https://contratosfacil.com/document/5241afed1bda7/Generador-de-Aviso-de-Privacidad
 
    Nexos
Ediciones Cal y Arena Nexos
 
 
 
Kit de Ventas PD            |            Normas de privacidad            |            Mapa del sitio
Todos los derechos reservados ©2009 Política Digital
Socio AMIPCI